Los casos de catalepsia han marcado varias situaciones trágicas siglos atrás, aunque la modalidad de “no dar por muerta a uan persona” todavía puede aplicarse en la actualidad.

Es que el fin de semana pasado se produjo una situación particular en India, donde una familia estaba por incinerar a una anciana que estaba contagiada de coronavirus, y sobre todo porque no respondía a sus signos vitales, con lo cual creyeron que había fallecido. Sin embargo, la noticia la dió la longeva mujer quien despertó a instantes de ser cremada.

Shakuntala Gaikwad es una mujer de 76 años del pueblo de Mudhalea (estado de Baramati) a la que su familia dio por muerta después de que vieran que había dejado de respirar. La anciana se contagió de Covid a principios de mayo y, por ello, fue aislada en su habitación.

Después de unos días, su estado empeoró, por lo que el pasado 10 de mayo la llevaron al hospital de Baramati. Sin embargo, ella se quedó en el coche esperando para ver si podría ser atendida y tener una cama, debido al gran aumento de casos en India. Pero, cuando sus familiares volvieron al coche, vieron que estaba inconsciente y había dejado de respirar y creyeron que había fallecido.

Tras volver a casa, prepararon todo para realizar el funeral y la incineración, tal y como informó India Today. Pero, mientras todos lloraban su pérdida y su féretro estaba a punto de ser introducido en el fuego, Gaikwad despertó y comenzó también a llorar.

La familia, completamente sorprendida, llevó rápidamente a la mujer al hospital Silver Jubilee de Baramati, donde finalmente fue ingresada y actualmente está recibiendo un tratamiento especial, según informó el doctor Sadanand, fundador de dicho centro médico.

 

 

 

FUENTE: Crónica