París tomó este domingo el relevo de Tokio y dio oficialmente la bienvenida a esta nueva etapa olímpica con una ceremonia en la capital francesa que sirvió de aperitivo para los Juegos de 2024.

La organización había previsto desplegar una bandera de 5.000 metros cuadrados en lo alto de la Torre Eiffel, pero las condiciones meteorológicas, en un día a ratos lluvioso y con viento, impidieron llevar a cabo ese plan.

El célebre monumento acogió pese a todo una ceremonia paralela a la que tuvo lugar en la capital nipona, con la retransmisión en directo de la clausura y después un espectáculo propio que contó con la presencia de medallistas franceses que ya han regresado al país.

«Francia lo tiene todo para organizar unos Juegos excepcionales. Queremos unos Juegos participativos, mucho más abiertos y populares», había dicho por la mañana en la emisora France Inter el presidente del comité organizador de París 2024, Tony Estanguet.

 

Francia ha conseguido en los Juegos Olímpicos de Tokio 33 medallas, nueve menos que en la edición de Río de Janeiro 2016

 

«Ha habido sonrisas y lágrimas. Logros y, a veces, frustraciones. Esa es, en el fondo, la belleza del deporte. La próxima cita ya está fijada: París 2024, ¡por fin!», dijo este domingo en Twitter el presidente, Emmanuel Macron.

 

La leyenda del judo Teddy Riner, que no logró la gesta de proclamarse tricampeón olímpico en Japón, pero alcanzó el bronce venciendo al nipón Hisayoshi Harasawa, fue uno de los deportistas que participaron en la ceremonia parisina.

 

Una ceremonia con público en la explanada de Trocadero, que comenzó con un pequeño baile de «break dance», disciplina que debutará en 2024 en unos Juegos, y en la que se programó también un concierto gratuito del grupo francés Woodkid.

 

Los Juegos de 2024 serán para París los terceros de su historia, tras los de 1900 y los de 1924

 

«Cien años después de la última edición, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos volverán a casa. Hace tiempo que esperamos este momento y queremos celebrar ese regreso como se debe», dijo Estanguet en France Inter.

 

Se apagó la llama olímpica pero el deporte seguirá presente en Tokio ya que desde el próximo 24 hasta el 5 de septiembre se realizarán los Juegos Paralímpicos.

 

IBARRA, EL ABANDERADO ARGENTINO EN EL CIERRE

El capitán del seleccionado argentino masculino de hockey sobre césped, Pedro Ibarra, portó la bandera argentina en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

 

El histórico jugador de Los Leones, que anunció su retiro del seleccionado luego de competir en Tokio, encabezó la comitiva nacional que también contó con la presencia del equipo masculino de vóley, ganador de la medalla de bronce el último sábado ante Brasil en cinco sets.

 

El Comité Olímpico Argentino (COA) retrató el encuentro entre Ibarra, medalla de oro en Río 2016, y Facundo Conte, una de las figuras del segundo bronce para el vóleibol nacional.

 

Con París 2024 como próximo objetivo, Argentina finalizó en el puesto 72 del medallero con las preseas de Las Leonas (plata) y de los seleccionados de vóleibol y rugby (bronce).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente MOL