Después de más de seis horas fuera de servicio, Instagram y Facebook volvieron a dar “señales de vida” alrededor de las 19 de este lunes.

Las aplicaciones aún funcionan a medias y de forma muy inestable, mientras que WhatsApp directamente no se pudo recuperar hasta casi una hora más tarde.

El apagón mundial de las tres plataformas de la empresa de Mark Zuckerberg comenzó pasadas las 12:30 y -según informó vía Twitter el director de Facebook, Mike Schroepfer- se debió a un problema interno de sus redes, descartando las teorías conspirativas que comenzaron a circular desde un principio.