Pese a que fueron jornadas atípicas, con respecto a los últimos feriados turísticos por las nuevas restricciones y la segunda ola del COVID-19. Las cascadas se ven a pleno

Como destino turístico, tanto este municipio como la Biosfera Yabotí y el Parque Provincial Saltos del Moconá no se vieron considerablemente afectados por las nuevas restricciones a causa de la segunda ola del COVID-19.

“Las visitas a los saltos funcionaron normalmente, dentro de lo que es la nueva normalidad”

En cuanto a los servicios de atención a los visitantes tanto en el parque como en la ciudad de El Soberbio tampoco registraron variaciones significativas durante el fin de semana extra largo.

“A pesar de las restricciones que se hicieron públicas en los últimos días, como por ejemplo la suspensión de la celebración de los 75 años del pueblo, no se afectaron otras actividades”, apuntó Motta.

“En ningún momento se volvió para atrás con el turismo, porque somos un destino singular de naturaleza y es lo que la gente está buscando. El movimiento que vimos estos días, pese a las restricciones en otras localidades cercanas fue muy tranquilo de todas formas”, aseguró el funcionario.

Según analizó el escaso movimiento tuvo que ver con el anuncio de la suspensión del feriado puente del 24 de mayo, que “recién el jueves a último momento se lo confirmó y ya mucha gente no salió”.

Por ese motivo, la mayor fluidez de viajeros estuvo dada por quienes optaron por ir a pasar el día sin pernocte, lo cual repercutió en el sector hotelero desde donde se reportó 60% de ocupación.

 

Pedidos de Iguazú

Fue notorio, por otra parte, que muchas agencias de turismo de Iguazú hayan contactado al municipio para hacer consultas de cupos para entrar a visitar el Moconá.

“Muchas agencias de trasladados a sus clientes con combis, como una alternativa a Cataratas. No obstante así y todo no llegamos al tope de cupos de ingresos que es de 500 personas”, detalló.

Hay que recordar que durante la temporada de verano se determinó esa cantidad de ingresos por día, ya que no implican riesgo de contagio. Además, por tratarse de meses de bajas en las visitas nunca se lo completó y hasta ahora el mayor ingreso ocurrió el domingo con 350 personas, dijo Motta.

Las recorridas de estos viajeros circunstanciales no implicó más demanda en los hospedajes ya que la mayoría estaban alojados en Iguazú.

Fuente : Primera Edicion