El ministro de Transporte, Alexis Guerrera, y su par de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Claudio Moroni, firmaron un convenio nacional marco que sienta bases para reducir las brechas de género detectadas en el sector del transporte automotor.

Las aspirantes serán capacitadas y estarán eximidas del costo del trámite para la obtención y renovación de la licencia de conducir.

El Programa para la Promoción e Inclusión de Mujeres en la Actividad del Transporte Automotor se implementará de manera federal y tiene como objetivo combatir la discriminación que sufren las mujeres para acceder a un puesto de trabajo en la actividad del transporte automotor.

Además, busca promover la aplicación de estándares de igualdad de género y de igualdad real de oportunidades y de trato en el acceso a los puestos de trabajo y al sostenimiento del empleo, así como fortalecer y potenciar las tareas de fiscalización, difusión, sensibilización y capacitación en la materia.

En cuanto a las acciones que encara, se busca crear un circuito eficaz para el funcionamiento del Registro de Mujeres Aspirantes a Choferes de Colectivo (Remacc), controlar el cumplimento del cupo femenino exigido a las empresas, crear una Red de Empresas del Transporte Automotor por la Igualdad, cuyo objetivo será promover la inserción laboral de mujeres para ocupar puestos de chofer de colectivo.

Hoy en día, las mujeres que querían incorporarse al Remacc debían cumplir el requisito de obtener y renovar su licencia nacional de transporte interjurisdiccional. Además, estadísticas de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, muestran que hay 1.537 licencias Linti otorgadas a mujeres, contra 346.150 a nombre de varones.