Fue en el Samic de Oberá. La médica dijo a la Policía que el bebé presentaba fracturas en el fémur y en el antebrazo izquierdo, y que no serían recientes. Se inició la investigación

Una doctora del Hospital Samic de Oberá radicó una denuncia ante la Policía tras haber constatado fracturas en un bebé de siete meses de edad, durante la jornada del último martes.

 

Según se supo a través de la Policía, fue la seccional Cuarta y la Comisaría de la Mujer que intervinieron en el hecho de denuncia penal por lesiones.

La pediatra dijo que un menor de siete meses tenía fracturas y que la madre no dio explicaciones muy lógicas.

Según se pudo saber, la médica mencionó que a las 19.30 ingresó una mujer de 26 años con su hijo de 7 meses quien presentaba “hinchazón en muslo izquierdo”, mencionando que el menor se cayó en el momento que jugaba con el padre.

Pero tras realizar un examen con placas radiográficas, se observó que presentaba una fractura en fémur y además otra fractura en el antebrazo izquierdo y que ambas podrían no ser recientes. Por ejemplo, la del antebrazo llevaría un mes y la del fémur una semana.

En diálogo con la madre, en declaración testimonial, dijo que dejó a su hijo al cuidado del padre unas horas y que al regresar, su pareja le dice que al jugar con su bebé se le cayó y entonces se dirigieron al hospital y que desconoce cómo fue la caída y que también desconoce la fractura en el antebrazo.

El padre no se encontraba en el lugar en ese momento, de acuerdo a lo informado por la Policía.
Se inició la investigación del grave caso, tras la recepción de la denuncia de la pediatra y la declaración testimonial a la madre.

Fuente : El Territorio