El “Día del provinciano misionero” es una fecha que se instituyó para recordar la sanción de la primera constitución de la provincia, justamente un  17 de noviembre del año 1954. Fue instituido por la Cámara de Representantes en el año 2014 mediante la Ley VI-N° 178, del 30 de octubre.

 

Aquella constitución surgió como un paso indispensable en el proceso de institucionalización de la Provincia de Misiones, que el presidente Juan Domingo Perón había creado en diciembre de 1953.

La primera constitución de la provincia, que adoptó los lineamientos generales de la reformada Constitución Nacional del 1949, con una fuerte impronta social. Ya en el preámbulo, los diputados se denominan como “representantes del pueblo trabajador” y se comprometen a “contribuir a la formación de la cultura general y al afianzamiento de una Nación socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana”.

 

Día del Provinciano Misionero: La palabra del historiador Pablo Camogli

 

“La fecha del provinciano misionero nos invita a reconocer una larga historia en la lucha por la autonomía, pero también, a pensar en la necesidad de dejar plasmado en una ley el proyecto de sociedad que queremos para el hoy y para el mañana”, explicó.

Según contextualizó el historiador, aquel texto surgió como un paso indispensable en el proceso de institucionalización de la Provincia de Misiones, que el presidente Juan Domingo Perón había creado en diciembre de 1953, y desde su institución por parte de la Cámara de Representantes en el año 2014, todos los 17 de noviembre se celebra el “día del provinciano misionero”. Así lo estableció la Ley VI-N° 178, del 30 de octubre de ese año.

En referencia a la primer sanción constitucional de la provincia, una novedad gira en torno al año siguiente, en 1955, oportunidad donde se convocan a elecciones para gobernador, “las primeras elecciones en las que el pueblo de Misiones ya no son solo los hombres, sino también las mujeres, que fueron incorporadas a la participación política”, destacó Camogli.

 

Desde aquel entonces, hasta los tiempos actuales, su reflexión al respecto consiste en entender a las personas que habitaron en la tierra a lo largo de los años, su búsqueda constante de defender la propia autonomía. “Los guaraníes, los jesuitas, Andresito y todos los habitantes de esta tierra siempre tuvimos una predisposición hacia la autonomía; hacia la idea de poder ejercer en forma soberana el gobierno de estas tierras”, detalló.

A modo personal, opinó que “tanto la constitución del 1955 como la del 1958, independientemente de los marcos ideológicos con las que se sancionaron, eso sucedió hace 70 años atrás; y ha cambiado mucho la realidad social de la provincia y por ahí es necesario que Misiones tenga hoy una constitución que refleje todos los cambios y que además permita instalar la cuestión del medio ambiente, la innovación tecnológica, la relaciones de fronteras, entre otras.”

Además, reitero que todo cambio fue producto de un cuestionamiento historiográfico de la población misionera en cuanto a identidades, y la inquietud por saber cual es la historia de la provincia. “Todas estas preguntas que a los misioneros nos han generado nuevas miradas sobre nosotros mismos, también tienen que tener una traducción en un texto constitucional, que refleje los proyectos de los misioneros”, finalizó.