Tras las versión del padre de los niños que fueron rescatados de un incendio en Posadas, Silvia Sotelo, tía de los menores, manifestó que el padre “es un mentiroso” y también lo acusó de abusar sexualmente hacia uno de sus hijos.

Ayer, José Luis, padre de los niños, reconoció que dejó a sus hijos encerrados bajo llave mientras él llevaba a su esposa a dar a luz al hospital. Sin embargo, Silvia Sotelo apuntó contra el progenitor y lo acusó de mentiroso y de abusador.  “El señor se oculta detrás de la pobreza para ocultar lo que él es realmente”, dijo la tía.

Asimismo, la tía manifestó que el padre ocultó la cantidad de hijos que tiene y que confesó que finalmente son 11 los niños. Según explicó, 3 son de una relación anterior que mantuvo su hermana y los demás con José Luis. “Uno, el del medio, que tendría unos 14 años, pidió ir a un hogar porque sufrió abuso sexual dentro de la casa. Nosotros apuntamos hacia Luis Pereyra es el abusador porque ya tiene antecedentes y aparte hay muchos indicadores”, dijo.

 

Seguidamente, Sotelo recordó que un tiempo atrás su hermana lo había denunciado pero que luego volvió a recibirlo en la casa. “Ella lo volvió a aceptar de nuevo”, recordó.

 

“Nosotros estábamos viviendo en un terreno que era de mi abuelo y ellos incendiaron la casa que yo había hecho ahí. Ellos se van mudando de casa en casa, él no quiere que se le encuentre y se conozca su situación. Muchas veces íbamos a la casa pero éste señor nos echaba, me echó porque yo le hablaba de la situación a mí hermana”, comentó la tía.

 

Al respecto de su sobrino -presumiblemente abusado por el padre-, contó que él no quiere ver a su madre porque ella era consciente del abuso.  “Él pidió para irse, él no quiere ver más a su madre porque muchos años vivió situaciones feas y situaciones que ella ocultaba. Ella(la madre) siempre fue conciente y le volvió a aceptar a este señor”, apuntó Sotelo.

 

En ese sentido, la tía de los niños aseguró que esas denuncias de abusos están “judicializadas” pero que, la madre siempre supo de todo.

 

Por otro lado, aseguró que sus sobrinos más grandes son mandados a vender “tarjetitas” al centro de Posadas y que otro sobrino de 19 años tiene retraso madurativo y está en las drogas.

Ayer, José Luis se escudó diciendo que dejó encerrado a sus hijos “para que no salgan a la calle” mientras él llevaba a su esposa a dar a luz al hospital.

 

Al respecto, la tía apuntó “es mentira. Siempre les dejaron encerrados. Todo el día le dejaba encerrado sin comida y sin nada”, remarcó. Y continuó diciendo que siempre tuvo problemas con el padre de los niños. “Es violento y abusador”.

 

Para finalizar, Silvia Sotelo remarcó que él jamás trabajó, que hace “cambalaches” y que utiliza el dinero que cobra su hermana por la asignación ya que ella no sabe usar la tarjeta.