En diálogo con la prensa, en Santo Pipó, donde participo del momento en que se despachó el primer cargamento de yerba mate a la India, el gobernador Oscar Herrera Ahuad se refirió a la nueva etapa de vacunación contra el coronavirus de menores de entre 12 y 17 años con la vacuna Moderna, próximas a llegar a la provincia y reiteró sus apreciaciones sobre una eventual apertura de fronteras, destacando que deberá realizarse con mucha prudencia, especialmente con los vecinos Brasil y Paraguay para preservar el sistema sanitario provincial.

Comentó el gobernador que la primera etapa va a ser para aquellos menores de 17 años y mayores de 12 que tengan contemplada alguna enfermedad concomitante o alguna comorbilidad como pueden ser hipertensión, enfermedades consultivas, enfermedades oncológicas u otras patologías con trastornos inmunológicos “son el primer objetivo de estas cerca de veinte mil dosis que van a llegar en la primera partida”.

Agregó que luego “se irá bajando la edad de acuerdo a la cantidad de dosis que reciba la provincia, calculamos que son cerca de 120-130 mil misioneros de entre 12 y 18 años de la población objetivo en total y sumando aquellos con comorbilidades en la edad de 12 a 17 años”, precisando que de la vacuna Moderna llegaron 3 millones de dosis a Argentina y “Misiones recibe 3.4 y allí tenemos que ver como se distribuyen entre primera y segunda dosis. Es un camino que comenzamos a recorrer, pero no debemos olvidar nuestra población objetivo que son los mayores de 18 años, ya no estamos más en los mayores de 60-70 años, la población debe vacunarse, es muy importante el llamado a la vacunación de primera y segunda dosis, sobre todo de las vacunas Sinofarma y Astra Zéneca que son las dos que se cuentan con primera y segunda dosis”.

Sobre la necesidad de vacunarse, explicó Herrera Ahuad que “hay estudios que de muestran que aquellas personas que no se vacunan tienen la posibilidad de generar nuevas cepas, nuevas variantes y al haber nuevas variantes sigue habiendo riesgo epidemiológico en la región. Así como la primera ola fue del virus que se expandió desde los primeros casos aparecidos en la China, la segunda ola ya vino con cepas producidas en Brasil, las cepas de Rio y Manaos y algunos casos de la cepa Andina. Ahora ingresa la cepa Delta que es una cepa que viene de la India”.

 

En el mismo sentido enfatizó que, “mientras haya gente que no se vacune habrá un potencial de personas con capacidad de generar nuevas cepas y de seguir teniendo y alargando el tiempo de la pandemia por eso llamamos a toda nuestra comunidad, por una cuestión personal y solidaria con los demás, porque las personas que se vacunaron también pueden positivizar, tener la enfermedad, pero lógicamente en un grado mucho menor que va a aliviar, como lo está haciendo en este momento, el impacto de la vacunación alivio enormemente el sistema sanitario de la provincia con una caída importante de ocupación de las camas de alta complejidad”.

 

Explicó además que “si bien la positividad sigue estando alrededor del 0.1, sería del 10 por ciento, esta positividad no se traduce en los números de internación, lo que hace que el sistema sanitario trabaje fluido que podamos tener a nuestro equipo de salud en todo momento disponible para que en algún momento tengamos una disparada de otra cepa se pueda responder como se hizo en la primera y segunda ola”.

 

Apertura de Fronteras

 

Consultado e gobernador sobre una eventual apertura de fronteras, como trascendió desde algunos medios capitalinos insistió con la vacunación destacando que pensando en la cuestión estrictamente sanitaria, “una de las patas importantes es la vacunación, si nosotros logramos un estatus de vacunación importante en la provincia que comience a generar inmunidad de rebaño estamos bien, además de la respuesta del sistema sanitario de la provincia. Misiones es una provincia que las fronteras cercanas generan un impacto muy importante en el sistema sanitario porque la gente que vive en Paraguay viene a ocupar el sistema sanitario de Misiones y no estoy hablando solamente de coronavirus, estoy hablando de cualquier otra patología o enfermedad”.

 

Sostuvo asimismo que el sistema sanitario de la provincia hace un año y medio que tiene a todo su personal “desde los promotores de salud pasando por los choferes de ambulancia y terminando por los médicos especialistas de las unidades de cuidados críticos hace un año y medio que no se toman vacaciones, están al pié del cañón, en estos meses donde se dio un alivio del sistema por la disminución de los casos, es una cuestión hasta humana que esas personas comiencen a rotar y tomar vacaciones”.

También advirtió que hay una gran parte de la población misionera cuya demanda no fue satisfecha porque son personas que tienen enfermedades oncológicas que requieren una terapéutica oncológica y que después tiene que tener una unidad de terapia intensiva, “hoy esas cirugías no se están haciendo porque las camas están reservadas por la pandemia”, además hay otros pacientes con neurocirugías que después de una intervención deben ir a una UTI y no se están haciendo esas cirugías porque se está al límite con al número de camas”.

 

Destacó Herrera Ahuad que “lo ideal sería que nuestra provincia tenga la posibilidad de asistir esa demanda que está contenida que aún no se pudo resolver, una vez que esto se resuelve y se alivia el sistema no habría ningún inconveniente, pero hoy solamente porque tenemos una mejoría en los indicadores y porque tenemos un mayor porcentaje de vacunación, todavía deberíamos tomarnos algún tipo de recaudo”.

 

Dijo además estar de acuerdo en la apertura de la frontera internacional de ingreso a la Argentina de extranjeros de otras latitudes, para ello “no habría ningún inconveniente porque no vienen a un turismo sanitario, no vienen a consumir el sistema sanitario de la provincia de Misiones, viene por otra cuestión, la frontera cercana va a aumentar la demanda en los hospitales públicos de nuestra provincia”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente : MOL