Este miércoles, en Itacaruaré, dentro del marco de su plan anual de adiestramiento, el Ejército Argentino tuvo una nueva jornada de maniobras dentro de distintos campos de Misiones. Se trata de las tareas de ejercicio que se encuentran en el cierre del año militar con soldados voluntarios que se sumaron en el último tiempo.

 

Cerca de 1.500 uniformados de distintas localidades realizaron trabajos de movimiento, preparación, evacuación de heridos, cálculos y ejecución de tiros. Además, construyeron puentes sobre distintos arroyos.

 

Los ejercicios continuarán hasta el viernes y posteriormente se realizará un balance de los días que estuvieron dentro del campo. De acuerdo a lo informado,  la intención es pulir el trabajo que realizan en el cuartel y así poder obtener un buen nivel de eficacia en los objetivos trazados.

 

El general de brigada, Federico Javier Torres, comandante de la Brigada de Monte XII,  mencionó que los trabajos que realizó el regimiento fue un “ataque con objetivo limitado”.

Tras las órdenes del general, la teoría indicaba que los soldados debían realizan tareas de movimiento y apoyo de fuego para lograr conquistar un monte donde se refugiaba el “enemigo”.  Y así fue, pasadas las 15, los soldados voluntarios comenzaron con el ejercicio de avanzar hacia el campo y luego conquistarlo.

Ejército Argentino realiza maniobras en campos de Misiones

 

Parte del ejercicio señalaba que debían persuadir el campo trazado y cuidarlo del enemigo. Luego, evacuar a los heridos (ficticios) y brindar apoyo a los que permanecían en el cuidado del terreno. La tarea de adiestramiento duró hasta pasadas las 17.30.

En esta oportunidad, llegaron uniformados desde Goya, Paso de los Libres, Corrientes y distintos puntos de la tierra colorada, cada uno para realizar la tarea asignada y que fueron guiados durante todo el año.

 

Los tiros que se ejecutaron fueron con munición de guerra, ya que el dueño de la estancia les permitió realizar las tareas en el campo asignado.  “Vamos a tirar y luego comprobar la eficacia”, mencionó Federico Javier Torres, comandante de la Brigada de Monte XII.

 

Nosotros practicamos parte de este ejercicio en el terreno y cuando venimos a una salida de este tipo queremos practicar el ensamble de todos esos pasos y la idea es que nos salga lo mejor posible. Estamos acá para descubrir cuáles son nuestros errores”, sostuvo Torres.

 

Asimismo, Torres reveló que una vez que levanten el campamento volverán al cuartel y allí se realizará una evaluación de los trabajos que fueron realizados por parte de los uniformados de la institución.

La idea siempre de estas ejercitaciones tienen un paso final que nosotros le decimos revisión después de la acción, donde cada uno de nosotros expresa los aciertos para reforzar como capacidad y dentro de errores para evitar que se transformen en debilidades de la organización y entonces corregirlas con otro adiestramiento en el cuartel antes de traerlo al terreno”, añadió Torres.

 

“Hay un esfuerzo importantísimo”

 

Por otro lado, y tras más de una semana en el terreno, Torres reveló que los soldados antiguos y los que se han incorporado recientemente están con un buen ánimo y que hay un esfuerzo importante para que todas las tareas pactadas se puedan llevar a cabo con seguridad, eficacia y sobre todo con mucho aprendizaje.

 

“En definitiva venimos a hacer lo que nos gusta y lo que pasa es que a veces no nos sale lo bien que queremos. Esto es la comprobación de todo el año, vamos encontrando algunas perlas negras en un collar blanco”, graficó.

 

Por último, Torres remarcó que el “producto final” es donde salieron las cosas bien y también las cosas que no han salido correctamente. Sin embargo, aclaró que la intención siempre es aprender un poco más.

En resumen,  se realizaron actividades de planeamiento, reconocimientos y el alistamiento de las unidades participantes. Luego, las tropas de monte se adiestraron en marchas de aproximación, ejecutaron ataques y conquistaron distintos objetivos. Los elementos de artillería estuvieron a cargo del apoyo de fuego aéreo y terrestre, mientras que la Compañía de Comunicaciones de Monte 12 desplegó sus medios, posibilitando el comando y control de las operaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Misionesonline