La detención de una banda  –integrada por cuatro policías, un gendarme y tres civiles– permitió desbaratar una red de complicidades en torno a  las coimas (cobro de  un “peaje) para permitir el traslado de granos de soja ilegal en su paso por las provincias de Corrientes  y Misiones, por caminos alternativos, evadiendo los controles fiscales, rumbo a la costa  del río Uruguay y de allí, al Brasil. Este lunes comenzará la ronda de indagatorias en el Juzgado 2 de Corrientes, para los involucrados.

 

La Policía de Misiones informó que en lo que va del año, la fuerza frenó el paso de  85 camiones sojeros en territorio provincial, si aval aduanero. Lo mismo ocurrió con los operativos que realiza la Gendarmería Nacional en Corrientes y Misiones, como así también, en los procedimientos de la Prefectura Naval, cuando los estaban por cruzar a la vecina orilla.

No obstante al accionar de las fuerzas policiales (de Corrientes y Misiones) y de seguridad nacional, en la constante represión del transporte ilegal de soja en esta parte de la región NEA,  se estima que por semana circulan a alrededor de unos 400 camiones sojeros por las rutas de ambas provincias, con destino al Brasil; algunos de ellos, lo hacen en forma legal.

 

El último gran decomiso de granos de soja, sin  documentación aduanera que avalen su transporte, lo efectuó la Gendarmería Nacional en Santo Tomé, el pasado 30 de mayo.

 

En aquel procedimiento, personal de la Sección Núcleo en trabajo coordinado con la Sección Alvear, pertenecientes al Escuadrón 57 “Santo Tomé”, incautó 479 toneladas de  soja y maíz que eran transportados en un total de 14 camiones.

 

El día 29 de mayo, efectivos de la mencionada Unidad de Gendarmería, mediante un trabajo minucioso y coordinado realizado en diferentes puntos del corredor vial de la Ruta Nacional 14, lograron detectar a varios camiones con semirremolque, transportando mercadería en infracción.

 

Se logró advertir, por un lado, que 11 camiones con semirremolque transportaban soja sin documentación que avale su tenencia y transporte, sumando un total 395 toneladas de  granos de soja.

 

Asimismo, dos de transportes de carga, se halló suma de $1.367.500, estando en infracción al Art. 303 de la Ley 26.668 del Código Penal Argentino. Se cree que el dinero hallado era para el pago de los “peaje”  de los “abre caminos” en la zona.

 

Por otro lado, se detectaron a tres camiones con semirremolque que transportaban maíz con la ausencia de documentación que avale su tenencia y transporte, sumando 84 toneladas de granos. Tomó intervención, la Justicia Federal de Corrientes.

 

Múltiples procedimientos de la Policía de Misiones

Éste y otros tantos procedimientos que realizó la Policía de Misiones en territorio provincial de gran magnitud, reforzaron las presunciones de una ”zona liberada” para el transporte de soja pro caminos alternativos, evadiendo los controles fiscales de ingreso a  la Provincia, por El Arco (Posadas) y Centinela (San José). Las pesquisas sobre la banda se habrían iniciado a fines de noviembre del año pasado.

 

En el marco de  las investigaciones en curso por la Justicia Federal de Corrientes y de Misiones, donde se abrieron innumerables causas  por “contrabando, evasión y lavado de dinero”, se llegó a la identificación de una red de facilitadores del traslado ilegal de las soja en la región, pro caminos alternativos, con el pago –se presume- de 200 dólares por camión, en  cada reten clandestino, en su trayecto hasta la costa del río Uruguay.

 

Por orden del Juzgado Federal Dos de Corrientes, a cargo Juan Carlos Vallejos, se realizaron entre el jueves y el viernes pasado, siete los allanamientos en la causa 3111/20 sobre infracción a la Ley 22.415 (o Código Aduanero) en Apóstoles y Bernardo de Irigoyen, en el marco de las investigaciones por maniobras de “en contrabando, evasión impositiva y lavado de dinero”.

 

En total fueron detenidos ocho personas: dos efectivos de la Policía de Misiones, un gendarme, un miembro de la Policía Federal Argentina (PFA), un agente de la Policía de Corrientes que trabaja en Colonia Liebig y tres civiles, que oficiaban de “baqueanos” por los caminos alternativos de ingreso a la Provincia y “paseros” en las  zonas Norte y Alto Uruguay. La mira de la Justica está puesta también en los «compradores» de esta  soja ilegal en Misiones, que después lo trasladan al destino final, Brasil.

 

Los policías de Misiones involucrados en las maniobras son; un suboficial subayudante, de 24 años y con prestación de servicios en el Comando Radioeléctrico de Apóstoles, y un cabo que cumple funciones en la Seccional Segunda de la misma localidad, ambas dependencias de la Unidad Regional VII.

 

La Jefatura de la Policía de Misiones se puso inmediatamente a disposición de las autoridades judiciales intervinientes para facilitar toda la información y/o documentación que se requiera, al tiempo que se dispuso el apartamiento de la institución de ambos uniformados involucrados y se les inició el sumario administrativo paralelo a la causa judicial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente Misionesonline