Perú y Paraguay serán los encargados de abrir el cuadro de eliminación directa. Argentina, con Messi como estandarte, juega el sábado ante Ecuador.

 

Argentina, Brasil, Ecuador, Colombia, Uruguay, Chile, Paraguay y Perú son los ocho equipos que siguen con vida en la Copa América. Atrás quedaron Venezuela y Bolivia, al día de hoy las dos selecciones más débiles del certamen continental. Este viernes comienzan los partidos de cuartos de final: ¿cómo llega cada equipo y cuál es el orden de los partidos?

 

Argentina

 

En este intervalo sin fútbol, Messi sigue concentrado en silencio junto a sus compañeros en el predio de la AFA a la espera de viajar a Goiania para enfrentar el sábado a Ecuador, sin dar señales sobre la extensión de su contrato con el Barcelona.

 

Pese a que el presidente del club blaugrana, Joan Laporta, lanzó este miércoles un “tranquilos” a los periodistas, que le esperaban a las puertas de su oficina, el futuro del 10 argentino tiene en en alerta a los hinchas y hace soñar a los clubes ricos de Europa.

 

Según la prensa, Messi ya tiene desde hace algún tiempo una propuesta de renovación del Barça, que estaría “pendiente de algunas diferencias” para su firma, lo que hace confiar al club, aunque se mantenga la incertidumbre.

MESI, FIGURA EN LA COPA AMÉRICA

Argentina consiguió tres triunfos y un empate en la fase de grupos: venció a Uruguay, Paraguay y Bolivia, mientras que empató con Chile. Lionel Scaloni le dio minutos a casi todos los futbolistas y pasará estas últimas horas buscando el equipo titular para enfrentar a Ecuador.

 

Para el partido del sábado a las 22 (hora argentina) ante Ecuador, el técnico tiene a todo el plantel a disposición, ya que según explicó, la ausencia del defensor Cristian Romero hasta del banco de suplentes frente a Bolivia “no es para preocuparse”.

 

Y así, con el ingreso del delantero Julián Álvarez durante el segundo tiempo del partido ante Bolivia, ya no quedan jugadores de campo sin minutos en el plantel en esta Copa América.

 

Los únicos que todavía no tuvieron minutos en el certamen fueron los arqueros Juan Musso y Agustín Marchesín, aunque este último pudo jugar unos minutos en el cotejo previo de Eliminatorias frente a Colombia a raíz de una lesión sufrida por Emiliano Martínez.

 

Messi, quien se convirtió en el jugador con más partidos jugados (148) en el seleccionado, es el único que disputó todos los minutos del equipo nacional en el torneo.

 

Lo sigue justamente el arquero Martínez, quien en el último partido le cedió (momentáneamente) el puesto a Franco Armani, y cierra ese “podio” el mediocampista Guido Rodríguez.

 

Brasil

Brasil, ganador del Grupo B con 10 puntos de 12 posibles, se presentará ante Chile, cuarta del A con 5 unidades, como el seleccionado que más goles metió (10) en la primera fase, un promedio de gol de 2,5 por partido.

 

Como Argentina y Uruguay, la anfitriona y campeona defensora recibió apenas dos goles en cuatro juegos, lo que habla muy bien del sistema defensivo que conforman Thiago Silva, Marquinhos, Danilo y Alex Sandro, reforzado por Casemiro como mediocampista.

 

Neymar es el artillero de la Canarinha con dos goles, y llegará al duelo ante los chilenos con las piernas frescas luego de descansar en el empate 1 a 1 contra Ecuador, el pasado domingo, y tras la trabajada victoria 2 a 1 ante Colombia, el miércoles en Río de Janeiro.

 

Chile

Chile, bicampeón de la Copa en 2015 y 2016, apenas marcó tres goles en la primera fase, el promedio más bajo de efectividad compartido con Colombia, y recibió cuatro.

 

El déficit de gol podría entenderse por la baja de Alexis Sánchez en la ronda inicial, una lesión en el sóleo de la pierna derecha que tiene al delantero en sanidad en Santiago.

 

El vacío dejado por el atacante del Inter impulsó el ingreso del anglochileno Ben Brereton, debutante absoluto en la selección, para hacer pareja con Vargas, ambos autores de los goles de La Roja en la fase de grupos. Ante Brasil tendrá un duelo durísimo.

 

Paraguay y Perú, de flojo rendimiento pero con vida en el torneo

 

Ni Paraguay, que finalizó tercero en la llave A con 6 puntos, ni Perú, que lo hizo segundo en el B con 7, terminan de convencer en la Copa. Por eso su duelo es un cincuenta a cincuenta, una moneda al aire sin favorito puntual.

 

La Albirroja fue una montaña rusa en la primera fase. Derrotó 3 a 1 a Bolivia después de irse al descanso perdiendo, cayó con las botas puestas 1 a 0 ante Argentina, superó 2 a 0 a un extenuado Chile y se vio superada ampliamente por Uruguay (1 a 0).

 

Pero la situación no pinta buena para el elenco de Eduardo Berizzo. Su mejor hombre, el delantero Miguel Almirón, se retiró ante la Celeste afectado por una dolencia muscular en el posterior de la pierna izquierda, y todo indica que quedaría fuera del juego ante los peruanos.

 

De confirmarse sería una buena noticia para Ricardo Gareca, que supo levantar el orgullo del equipo, finalista en 2019, luego de la vapuleada (4-0) que Brasil le pegó en el debut en esta Copa América.

 

Uruguay siempre es candidato

 

La clara victoria de Uruguay 3 a 0 a domicilio en Barranquilla frente a Colombia es el antecedente con el que se encuentren el sábado en Brasilia, luego de que la Celeste terminara segunda del Grupo A con 7 puntos, y Colombia lo hiciera tercera en el B con 4.

 

Uruguay, con un Édinson Cavani muy activo y a la espera de que Luis Suárez despierte en modo Pistolero, será una buena prueba para Colombia, que con dos derrotas y sólo una victoria arañó el boleto a los cuartos con una diferencia de goles de -1 (3 GF, 4 GC), una estadística negativa teniendo en cuenta la presencia de Duván Zapata y Luis Muriel, el dúo goleador del Atalanta.