Misiones resolvió subsidiar el costo de los test rápidos para los turistas brasileros y de otras nacionalidades que ingresan a Puerto Iguazú, a través del puente Tancredo Neves. La medida entró en vigencia desde este mismo lunes. Durante la primera semana del corredor seguro no se detectaron casos positivos en los controles.

El gobierno de Misiones resolvió subsidiar el costo de los test rápidos para los turistas brasileros y de otras nacionalidades que ingresan a Puerto Iguazú, a través del puente Tancredo Neves. La medida fue anunciada durante una videoconferencia, por los ministros, de Salud Pública, Oscar Alarcón y de Turismo, José María Arrúa y entró en vigencia desde este mismo lunes.

Alarcón y Arrúa, encabezaron la mesa desde la sede del ministerio de Salud Pública, junto al director de Turismo de Puerto Iguazú, Iván Piedrabuena; el subsecretario de Logística del ministerio de Salud Pública, Carlos Báez y el diputado provincial, Martín Cesino.

“A partir de las 10 horas de hoy se levanta el cobro de test rápido test de antígeno que se le hace a todos los turistas que vengan de Foz o a los turistas que ingresen por Foz y quieran visitar la ciudad de Iguazú y nuestros puntos turísticos. Eso no es gratuito sino que es subsidiado por el Estado provincial para que podamos aumentar el flujo, hacer más dinámico y tengamos también un modo de cortesía con los turistas que vienen a visitar la provincia”, explicó el ministro Alarcón.

De todos modos, el funcionario provincial explicó que en la frontera continuará la normativa existente, es decir la vacunación con las dos dosis, el uso de todas las medidas de seguridad como el tapabocas, que en Misiones continúa siendo obligatorio, lo mismo que el uso de alcohol, el distanciamiento y evitar las aglomeraciones.

“Con todos los cuidados que hemos llevado hasta ahora y que la provincia ha sido muy responsable con un enorme compromiso sobre todo para que estamos hoy en un equilibrio epidemiológico que está a la vista y se ve en las notificaciones diarias. Pero también eso nos indica que tenemos que seguir siendo muy prudentes y que la apertura del corredor turístico fue una prueba piloto. Hasta ahora no tuvimos ningún caso positivo en todos los test que hemos realizado”, subrayó.

 

Además, Alarcón recordó que la situación epidemiológica es muy cambiante por lo que cualquier medida debe ser elaborada y llevada a la práctica en el marco de la prudencia.

“Tenemos un feriado largo en estos días en donde también va ser una prueba importante para todos los de Iguazú en el flujo de turistas no solamente de Argentina sino de los que van a venir desde Foz y que vamos a ver de forma dinámica lo que tenemos que ir ajustando. Esto es hora a hora, día a día”, insistió.

 

 

En tanto Arrúa, destacó que la medida apunta a motivar y fomentar el paso fronterizo de turistas desde Brasil con la idea de que la actividad turística pueda comenzar a superar la crisis generada por la pandemia por el coronavirus.

“Que vengan los brasileños, que puedan nuevamente volver a llenar los hoteles, la gastronomía, darle una apoyatura también a la gente de Migraciones que está trabajando y muy bien, Gendarmería, Aduana, se ha armado un muy buen equipo”, indicó.

Arrúa recalcó que después de una semana de la apertura del corredor turístico, sin casos positivos en los controles, es un dato que merece atención. “La idea es después de esta semana de prueba piloto sumar esta facilidad de tener el test de antígeno de manera gratuita”, apuntó.

 

Arrúa reveló que el sector tomó la noticia con alegría y recordó que cada medida apunta a seguir fomentando la actividad. “Todo se está reacomodando, no va empezar de un día para el otro el aluvión de turistas porque tampoco lo queremos, queremos que sea gradual, ordenado, pero estamos ya en condones de decir que seguramente este fin de semana largo vamos a tener la primera prueba de fuego con turistas nacionales que van a llenar mucho el destino, con turistas de la provincia y con turistas internacionales”, concluyó

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente MOL