El contrabando fue detectado en la Zona Centro misionera, sobre un camino alternativo a la ruta provincial 13

Tras un llamado telefónico que alertaba sobre la circulación sospechosa de una camioneta sobre la ruta provincial 13, efectivos del Escuadrón 9 de Gendarmería Nacional, con asiento en Oberá, iniciaron un rastrillaje terrestre que permitió decomisar 1.082 kilogramos de marihuana.

Pocas horas después de iniciada la búsqueda de la camioneta, ésta fue hallada durante la madrugada del domingo, detenida y ya sin ocupantes, pero con un cargamento de droga en su interior, más precisamente 45 bultos que contenían 228 “panes”.

La zona donde quedó “atascado” el vehículo carece de señal telefónica y durante estos días es foco de importantes bancos de niebla.