Bajo el programa “Un nombre para mí arroyo”, los alumnos del Instituto Superior Espíritu Santo fueron los encargados de designar con el nombre “San Arnoldo”, a esta afluente del municipio.
El problema en el que se enfocaron los alumnos, es que debido al incremento de la población y la construcción alrededor del arroyo, como la falta de conciencia de los vecinos al verter desechos líquidos y sólidos en los cauces hacen que estos se contaminen, por ello, se está realizando este programa en conjunto con los distintos establecimientos educativos y alumnos para crear conciencia.
El padre Arnoldo Janssen obtuvo un premio de biología e insistía en el valor del cuidado de la naturaleza y consideró a la naturaleza como templo de Dios, debido a esto, es que los alumnos decidieron elegir este nombre para homenajearlo.
La profesora Nieves Nuñez señaló acerca de cómo realizaron el relevamiento y elección del nombre “realizamos varios recorridos por este arroyo, hablamos con los vecinos que nos contaron anécdotas de él y luego de que se pronunciaron varios nombres, se realizó una votación en el cual se decidió por San Arnoldo”.
El intendente Waldemar Wolenberg participó de este nombramiento y además plantó un lapacho para que sea un empuje para estos alumnos que cuiden el medio ambiente. Valdy comentó acerca de esto “con el municipio hacemos lo mejor posible, pero necesitamos una comunidad comprometida, ya sea desde los alumnos, docentes, colegios que cuiden el medio ambiente y que este sea el puntapié inicial para continuar con esta lucha de que Alem cada día esté mejor. Felicitaciones jóvenes por ese compromiso”