La prohibición se aplica tanto a vuelos dentro de Argentina como internacionales. La sociedad está tomando conciencia

Cada vez más, la gente está tomando conciencia respecto a cuidar la vida de otros seres vivos como los animales. La caza deportiva, e incluso la pesca recreativa, son consideradas hoy una crueldad y se condena públicamente a quienes las ejercen.

La reciente iniciativa de la aerolínea de bandera tiene como objetivo proteger la vida de los animales silvestres que habitan la Argentina. Lo mismo han hecho otras aerolíneas a nivel internacional ya que existen a tal efecto estándares de conservación internacionales como la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES). De hecho, hay 40 líneas aéreas en el mundo que prohíben el traslado de trofeos de caza en sus vuelos.

Esta no es la única iniciativa en este sentido: actualmente existe un proyecto en el Congreso Nacional para prohibir la importación y exportación de trofeos de caza.

“Son muchas las especies afectadas por la caza para trofeos y exportación, entre ellas el puma, una especie clave para el equilibrio del ecosistema”, señaló la aerolínea en un comunicado.

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, explicó que “este tipo de políticas son importantes, significan un progreso y tienen por objetivo avanzar hacia un mundo más consciente en el cuidado de la fauna y la flora”.

La iniciativa fue promovida por entidades como Pumakawa, Fundación Cullunche, Red Argentina contra el tráfico de Especies Silvestres (RACTES) y Humane Society International.

Además, cuenta con la adhesión de organismos como el Foro Ambiental Córdoba, Centro de Ecología y Recursos Naturales Renovables (CERNAR) de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (UNC), Fundación de la Tierra, Facultad de Ciencias Agropecuarias (UNC), Fundación BIORED, Reserva Tatú Carreta, Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza (ACEN), Parque Ecológico Urbano (PEU) Rio Cuarto, Ecohouse Global, Cámara De Productores Ovinos De Córdoba (CAPOC), Red Yaguareté, BIOGUIA, Fundación Coordinación de Felinos Silvestres Chile, Pumas Chile y la Universidad de Buenos Aires.

Existe una doble mirada por parte de algunos sectores en relación al turismo de caza, una actividad que mueve una considerable cantidad de dinero en nuestro país: algunos lo consideran como un ingreso de divisas válido al país por parte de los turistas que vienen a cazar al no poder o querer hacerlo en sus países. Mientras que la mayoría condena este tipo de turismo ya que atenta contra la vida. Se estima que Argentina es el séptimo exportador de trofeos de caza a nivel internacional.

Más allá de que la caza deportiva es un asesinato cobarde y condenable, las especies víctimas de estas actividades son claves para la preservación del ecosistema y su extinción genera un problema en el mediano y largo plazo, en un mundo que está cada vez más complicado ambientalmente hablando.

Hasta hace no mucho era normal la comercialización de tapados de piel, carteras de cuero animal y otro tipo de productos de moda hechos con animales. Hoy a nadie se le ocurriría usar uno de estos productos ya que sería repudiado. A la vez, en lo que respecta a la alimentación, mucha gente está empezando a dejar de comer carnes para pasarse al veganismo. En algunos países, cadenas como KFC o Burger King empiezan a probar alternativas a la carne de vaca o al pollo y, de a poco, están ganando bastante aceptación por parte de los consumidores. Se espera que esta tendencia continúe y, si esto sucede, no habrá más lugar para actividades como la caza deportiva.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente La Republica